21 de noviembre de 2011

Crónica de un voto anunciado

 He seguido la pre campaña, la campaña y en especial la jornada electoral del día de hoy con mucho interés, sin haberme terminado de interesar por ningún candidato en especial. Estoy seguro que cada candidato tiene al menos una propuesta útil, y que si las juntáramos todas, mejor nos iría. Pero no estamos en Suiza y a lo hecho pecho.

Cosas a destacar: El Partido Popular se haya ante la mejor victoria de su historia: 186 escaños deberían ser suficientes para sacarnos de la crisis y reducir la tasa de paro, principales males achacados demagógicamente a los socialistas durante los últimos 3 años, o al menos encaminarnos notablemente hacia ello, sin opción a excusas. Aunque obviamente no será así.

Los socialistas han sufrido una verdadera hecatombe política, pero lo tenían claro. Sus 110 escaños no alcanzan ni siquiera el 30% de los votos. Reducidos a su minima expresión, se enfrentan a una legislatura más reflexiva que gobernable.

Los partidos minoritarios, todos en su gran mayoría han mantenido o fortalecidose (y en algunos casos con buenas diferencias), mientras que otras entran en escena por primera vez, el más notable y la gran sorpresa del día, indiscutiblemente: AMAIUR, que irrumpe con 7 escaños.

La mayoría aplastante del PP, contrasta con el nuevo y multicolor abanico parlamentario, es loable que pequeños y nuevos partidos se hayan hecho un hueco entre los gigantes de siempre. Mientras mas distintas voces nos representen, más libres seremos. Pero… ¿Puede considerarse realmente como el comienzo del fin del bipartidismo. O simplemente todos se han servido del PSOE, mientras que la crisis de izquierdas pasa?

Sea cual fuere el caso, un poco de optimismo no vendría mal. Sé que el panorama no pinta nada bueno, pero si solo nos concentramos en ello y no nos esforzamos por crear nuestras propias oportunidades y, voy más lejos todavía, delegamos en los políticos toda nuestra fe y toda la responsabilidad para salir de la crisis, pocas cosas cambiarán.

Mis mejores deseos a este gran país, que hace 5 años tuvo el gusto de acogerme.

PD: El título de este post es un pequeño homenaje a Gabriel García Márquez y a su corta gran novela.

No hay comentarios: